Programación del Ateneo Libertario Albayalde para lo que queda de año, temático sobre género y sexualidad. 


Esta vez, todas las actividades serán en el local de CNT (C/ Juan Bravo 10-12, zona Circular).


  • Jueves 27N (20h): «El virus del cáncer de cuello de útero», con Isabel, enfermera y matrona.
Este virus, más conocido como VPH (virus del papiloma humano), es tremendamente común, pero en cambio hay una grandísima desinformación al respecto, sobre todo a raíz de la vacuna de dudosa efectividad que se impuso en 2007 en el calendario de vacunaciones. “El VPH constituye la enfermedad de transmisión sexual más frecuente, que contraen en algún momento de su vida el 70% de las mujeres sexualmente activas y, con la misma facilidad, lo eliminan. El 92% de las infecciones son superadas por el sistema inmunitario sin necesidad de intervención. El 8% que persiste tiene un desarrollo muy lento: unos diez años hasta empezar a producir lesiones precancerosas, y otros diez hasta convertirse en cáncer de cérvix o cuello del útero”. (Viejas y nuevas mentiras sobre el VPH, Diagonal).
La doctora Laura García Miranda explica la gravedad que tiene el diagnóstico de VPH sobre la vida de las mujeres: “en una época en la que estuve trabajando en salud sexual, empecé a encontrarme con muchas mujeres jóvenes y no tan jóvenes muy angustiadas tras el diagnóstico de VPH. [...] Se cuestionaban sus relaciones afectivo-amorosas y su autoculpabilización o el intento de culpar a la pareja estaban truncando la posibilidad de una vivencia positiva de la sexualidad a raíz de diagnósticos de VPH. Entendí que se trataba de un control sobre nuestros cuerpos brutal” (Diagonal).
Por otro lado, en el caso del sexo entre mujeres, su invisibilización impide la prevención de enfermedades de transmisión sexual (ETS), entre otras, el VPH. (Médicos que no saben nada de lesbianas, Diagonal). Este colectivo, por tanto, sufre una doble discriminación en el ámbito de la salud sexual: por mujeres y por lesbianas.


  • Domingo 30N (19h): «Nuevas masculinidades», con Víctor.
El patriarcado es un sistema de dominación que oprime en distinta medida tanto a hombres como a mujeres y asigna roles diferenciados en función del género. Víctor nos ayudará a reflexionar sobre cómo trabajar los privilegios que el patriarcado asigna a los hombres y cómo poder liberarse de ellos para tratar de construir desde ahí unas relaciones igualitarias desde la diversidad.


  • Martes 16D (20h): «Antropología y género», con Alberto, nuestro antropólogo de cabecera.
La antropología nos ofrece multitud de ejemplos etnográficos que nos ayudan a ver que las cosas no tienen por qué ser siempre tal y como está establecido en la sociedad occidental. En el caso del género, que es en el que nos centraremos en esta sesión, conoceremos modelos de otras culturas en los que no todo tiene por qué ser blanco o negro, sino que existen muchos más matices y categorías de género mucho más amplias y que reflejan mucho mejor la diversidad real.
+ info:

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."