El 13 de junio de 2012, después de diferentes operaciones contra otros
compañeros, el Estado italiano lanzó una ola represiva contra decenas de
anarquistas, denominada "Ardire", llevando a cabo 40 registros, 24
imputaciones y 8 encarcelamientos.
Esta vez, iba a darle incluso una
dimensión suplementaria, inculpando además a compañeros ya encarcelados en
varios países europeos, como Grecia, Suiza y Alemania. Como de costumbre,
el Estado pretende ver su rostro autoritario en la sonrisa de sus enemigos
irreductibles, construyendo por ejemplo roles de líderes, ejecutantes y de
coordinadores en el seno de una enésima "asociación terrorista", allí
donde hay afinidades, correspondencia con presos, lucha y voluntades de
pelear. Es así que Gabriel Pombo da Silva y Marco Camenish, encarcelados
durante largos años, se encuentran en esta investigación tras una huelga
de hambre internacional llevado a cabo en diciembre de 2009, tratados como
"símbolos y puntos de referencia de un nuevo proyecto subversivo", del
cual serían "los ideólogos y los propulsores".



Gabriel
Después de 20 años pasados en las cárceles españolas (de los cuales 14 en
régimen FIES) consigue huir. Detenido en 2004, Gabriel rehará 9 años
suplementarios en Alemania tras un control y un tiroteo con la policía en
este país. Extraditado a España el 25 de febrero para purgar el fin de la
condena que le esperaba, ha sido trasladado ya tres veces en menos de dos
meses. Ahora en la cárcel de Valdemoro (Madrid), será llamado a declarar
en la Audiencia Nacional el martes, 16 de abril de 2013, para que le sea
notificada la Orden de Detención Europea (euro-orden) emitida por Italia
contra él en el marco de la operación "Ardire". Gabriel está decidido a
rechazar esta medida. Si el procedimiento no obstante se valida, él deberá
volver a pasar delante de tres jueces para que tomen una decisión
alrededor de una semana más tarde, esta vez en una audiencia pública...

A través de este requerimiento contra Gabriel para enviarlo ciertamente al
módulo de la prisión de Ferrara (Italia), construido especialmente para
quebrar a los anarquistas y dónde varios compañeros ya están en
aislamiento, hacen una advertencia contra todos. Para que  las cabezas
permanezcan bajadas, las bocas amordazadas y los ojos cerrados. Pero es
una advertencia que no  seguiremos jamás. En medio de los presos de este
mundo, también sacamos nuestra fuerza de la no-participación, de la
insumisión, del rechazo frente a todas las obligaciones que nos invitan a
respetar, y del conflicto permanente con las instituciones. Y vamos a
seguir defendiendo que, si no podemos escapar a esta realidad, sin embargo
la podemos atacar en todas sus facetas. Solos o en buena compañía, de día
y noche, con los hechos y con las palabras.




Ahora que el Estado italiano pide de que se le entregue a Gabriel Pombo da
Silva para continuar su sucio trabajo, mostrémosles que si los poderosos
saben hacer concordar sus intereses, nosotros también podemos oponerles
una de nuestras armas, la de la solidaridad desde los dos lados del muro,
entre prisioneros de la guerra social, que ella tampoco conoce fronteras.







¡No al traslado de Gabriel a Italia,
 

Abajo todos los Estados, sus encierros, sus policías, sus tribunales y su
tráfico de prisioneros,
 

Libertad para todas y todos!


Algunos anarquistas internacionalistas,
13 de abril de 2013
[octavilla escrita para diversas iniciativas públicas
de apoyo a Gabriel Pombo da Silva en España]

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."