Madrid Toma los barrios... y las calles. Otras cuestiones en torno al 15 M.

Publicado por valladolor jueves, 4 de agosto de 2011



Reflexión colectiva de la C. de Barrios sobre la Asamblea Popular de Madrid

Compañer@s:

Desde la comisión de barrios, escribimos estas líneas con la intención de dar a conocer los motivos que nos llevaron a realizar la actual propuesta estructura y funcionamiento de la APM -que esperamos trateis en vuestras asambleas durante estos días- y compartir una reflexión en el plano de lo organizativo.

Creemos que si algo ha caracterizado a este movimiento ha sido la capacidad de poner en común partiendo de realidades muy diversas y plantear acciones mediante un proceso asambleario complejo pero infinitamente enriquecedor. Una manera de hacer política y de participar en la vida pública que nada tiene en común con los estrechos límites que nos ofrece la democracia representativa que conocemos. Creemos y hacemos nuestra la máxima de “todo el poder para las asambleas”.

Hemos tenido muchos aciertos, pero también algunos fallos de los que debemos aprender. Somos distint@s en muchas cosas: edad, objetivos, principios políticos, experiencias previas, expectativas y un largo etcétera. Es algo que se ha visto en las asambleas generales, al igual que en las comisiones y ahora en las masivas asambleas locales. Pensamos que nos ha faltado asumir colectivamente esa heterogeneidad como una característica que fortalece el movimiento.

Nuestra apuesta es dotarnos de herramientas que permitan coordinarnos horizontalmente para facilitar el apoyo mutuo y la acción. Cuando hablamos de esas herramientas no estamos pensando en reproducir el organigrama de acampadasol. Nuestra apuesta es una red absolutamente tupida de interrelaciones formales e informales entre las asambleas y grupos de trabajo [1], pero también entre l@s habitantes de los pueblos y los barrios. Honestamente no vemos ventaja alguna en generar más burocracias de la estrictamente necesarias.

Esta red no es una invención teórica, es algo que ya existe. Los mecanismos actuales (infinitamente mejorables) de comunicación, coordinación y apoyo mutuo han permitido impedir el desalojo del Centro Social Magerit en Carabanchel, un desahucio en Tetuán y otro en Parla (este último con solo 12h de antelación) así como decidir participar masivamente en las marchas al congreso del 19J/2011 (104 asambleas locales lo apoyaron).

Por eso entendemos que la APM debe ser fundamentalmente un espacio de encuentro y coordinación: lo importante es que las convocatoria se difundan, que pongamos en común con otras asambleas, que tejamos redes. Creemos que en la mayoría de los casos que la Asamblea Popular de Madrid como tal, apoye o deje de apoyar algo, no debería ser una prioridad. Ésta no debe asumir un papel “mediador” con el Poder, las asambleas son autónomas; pero sí puede ser el reflejo de la voluntad colectiva de las mismas. Entendemos que la APM es una herramienta (entre otras muchas), y que por tanto, debemos reflexionar sobre cuándo hace falta utilizarla y cuándo no. [2]

Dicho esto, pensamos que para objetivos concretos y realmente colectivos es interesante disponer de dicha herramienta (una única voz y sujeto político). La Asamblea Popular de Madrid sería ese sujeto al que deberíamos progresivamente ir dotando de legitimidad popular en contraposición con los órganos de poder controlados por la clase política y empresarial [3].

Apostamos por buscar un modelo de funcionamiento asambleario, construido desde abajo, sencillo y asumible en el corto plazo, que nos sirva como punto de partida. Éste el principio en el que se basa la propuesta que os hemos planteado.

El destino lo tenemos claro, lo queremos todo y vamos a utilizar las asambleas como herramienta para lograrlo. ¿y vosotr@s?

[1] Imaginad solo por un momento que cada asamblea local sube una propuesta “colectiva” a la APM: en la siguiente asamblea local tras la APM cada asamblea tendría que tratar unas 100 propuestas con los efectos perversos que eso tendría en la autonomía, ritmos y funcionamiento de dicha asamblea.

Por lo tanto, entendemos que es deseable que las propuestas a lanzar a la APM incluso por una única asamblea se hayan trabajado colectivamente a través de los mecanismos de comunicación y puesta en común (por distritos, zonas geográficas, etc) El 19J es un buen ejemplo de ello.

[2] Por eso hemos puesto en el diagrama de funcionamiento de la APM el ejemplo de convocar una hipotética Huelga General desde las asambleas populares con meses de antelación.

[3] Si tuviéramos que representar de alguna manera lo que queremos construir se parecería a la siguiente figura:





Los puntos o nodos, representarían los diferentes grupos de personas organizados en asambleas, ya sean asambleas locales, grupos de trabajo, comisiones, coordinadoras regionales, etc .

http://madrid.tomalosbarrios.net/


TEXTOS:
- Enrabiaos: http://hommodolars.org/web/spip.php?article4107
- Textos sobre el 15.M en Reflexiones para la revuelta: http://reflexionrevuelta.wordpress.com/category/especial-movimiento-15m/

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."