La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Valladolid (ARMH) ha tenido que paralizar “temporalmente” los trabajos iniciados en el cementerio de El Carmen de Valladolid tras haber localizado los restos de 41 represaliados por la dictadura franquista.

“No sabemos todavía cuantos más hay debajo”, explica el portavoz del colectivo memorialista Julio del Olmo en su diario en las redes sociales, antes de reconocer que “la dimensión que ha cobrado esta intervención supera la capacidad de un voluntariado”. Por eso su intención es que “la corporación municipal asuma los costos de mantener un equipo estable durante el tiempo que sea necesario”. Y puede ser mucho.

La ARMH ha llegado a hablar de hasta un millar de asesinados y enterrados en fosas que ahora ocupan parte de los pasillos que separan los ‘cuadros’ del camposanto.
“Partíamos de la hipótesis de que podíamos encontrar fosas que se abrían diariamente según el numero de asesinados que llegaban al cementerio. La realidad es que con previsión, excavaban grandes fosas que permanecían abiertas durante días hasta que se colmataban”, explica Del Olmo“.

La ARMH de Valladolid en contra de lo difundido por ciertos medios en años pasados, ha demostrado que todavía es posible recuperar a muchos vallisoletanos de los caminos del cementerio, víctimas de los crímenes todavía impunes del fascismo. Según la ARMH ya es hora de superar resistencias, inconvenientes burocráticos, y conseguir que las instituciones en colaboración y coordinación con la ARMH de Valladolid sean protagonistas de la recuperación de unos vallisoletanos victimas de crímenes de lesa humanidad”, indica el portavoz del colectivo.

Como en otras exhumaciones, no está de más RECORDAR QUE ESPAÑA ES EL SEGUNDO PAÍS DEL MUNDO CON MAS HOMBRES Y MUJERES DESAPARECIDOS. MÁS DE TREINTA AÑOS DE SUPUESTA DEMOCRACIA.  ALTERNANCIA DE GOBIERNOS DE DISTINTO COLOR, Y SIGUEN IMPASIBLES A REALIZAR ALGO TAN BÁSICO Y DE MÍNIMA SENSIBILIDAD HUMANA COMO ES BUSCAR Y DEVOLVER LOS RESTOS DE ESTOS HOMBRES Y MUJERES A SUS FAMILIARES.



Parte de la fosa del Cementerio del Carmen


Web de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica: http://www.memoriahistoricavalladolid.org/site/index.php

Fuente: http://ultimocero.com/noticias/2016/05/16/los-voluntarios-de-la-armh-paran-la-excavacion-en-el-carmen-superados-por-la-dimension-de-la-fosa/


[NdR. Nuestra "memoria histórica" difiere en muchas ocasiones de la memoria "republicana" de otros -por decirlo así- pero nos parece de enorme importancia publicar esta noticia tal y como es, sin más juicio que el que aporta la realidad de los crímenes del fascismo en Valladolid].

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."